En nuestro día a día, siempre recalcamos la importancia de cuidar de los dientes para que nos acompañen durante toda la  vida, pero eso no significa que sea la única parte importante de la boca. Como expertos odontólogos en Madrid centro, sabemos que la zona gingival también juega un papel fundamental en la salud oral, por lo que queremos darte unos consejos para mantener las encías sanas y que no te den ningún problema en el futuro.

 

Los tejidos gingivales son esenciales a la hora de mantener la estructura bucofacial y, de hecho, cumplen una función esencial para ello: son el soporte principal de nuestros dientes. Si se deterioran de cualquier manera, nos exponemos primero a que nuestras raíces dentales queden expuestas, después a una movilidad dental no deseada y, por último, a una posible pérdida dental. Y seguro que no quieres esto, ¿verdad? ¡Atento a nuestros consejos!

 

4 consejos esenciales para cuidar de tus encías:

 

Cepíllate los dientes tras cada comida

Por supuesto, tanto para cuidar de nuestras piezas dentales como de las encías lo esencial es una higiene oral completa, detallada y frecuente. Es el elemento básico para cuidar de nuestra salud bucodental y nunca deberíamos restarle la importancia que tiene. Cepilla bien tu boca con una técnica correcta, colocando el cepillo en un ángulo de 45º respecto a la pieza dental, de forma que también cubra la línea entre la encía y el diente, una de las zonas donde más placa tiende a acumularse. Si realizas movimientos suaves pero exhaustivos, conseguirás mantenerla a raya.

 

Utiliza accesorios complementarios al cepillo

Una higiene oral no estará completa si solo usamos el cepillo y la pasta dental. El hilo dental nos ayuda a eliminar los restos de comida entre nuestros espacios interdentales, como también hacen el cepillo interdental, el colutorio y el irrigador oral, este último muy recomendable si sufres de enfermedad periodontal. Recuerda que la seda dental no solo se debe pasar entre los espacios interdentales, sino también en la zona más cercana a la encía.

 

Lleva una dieta rica en Vitamina C

Un déficit de este tipo de vitamina puede perjudicar el estado de nuestras encías, hacer bajar sus defensas y aumentar el riesgo de sufrir gingivitis. De hecho, el sangrado gingival debería alertarnos de esta posible condición.

 

Acude anualmente a una revisión bucodental

Siguiendo todos estos consejos, mantendremos una salud bucodental en buenas condiciones, pero no será perfecta hasta contar con la aprobación de un equipo experto en salud bucal. Si quieres que seamos nosotros los que comprobemos que tus encías y toda tu boca está perfectamente sana, contacta con nuestro equipo. ¡Para nosotros será un placer!